2015: DESDE GURS 2017-10-03T16:28:06+00:00

2015: DESDE GURS

EL ORIGEN

Tras el impacto que una visita al campo de Gurs causó en nuestras personas decidimos hacer algo por apoyar su memoria.
Como hemos dicho tantas veces una de las cuestiones que más llamo nuestra atención fue el gran movimiento cultural que floreció entre las alambradas de este campo de concentración, su importancia en mejorar la calidad de vida de sus reclusos y la gran cantidad de obras creadas en el periodo de internamiento que finalmente se convertirían en legado y testimonio para el futuro.
Así que nuestra asociación AskatasunArte – Arte & Libertad decide emplear este mismo lenguaje como herramienta de trabajo y comunicación con la buena intención de trasladar la historia del campo de Gurs a la ciudadanía en general, en su mayoría desconocedora de lo allí ocurrido.

EL SÍMBOLO

Gurs es más importante de lo que parece. Abordar la historia del Campo de Gurs es adentrarse en la guerra Civil Española, el exilio, la Segunda Guerra Mundial, los campos de exterminio, el dolor, el sufrimiento, la crueldad, la injusticia… Pero a la sombra de los mayores horrores del ser humano tenemos la inconsciente capacidad de hacer florecer los mejores valores y principios que pueden regir la vida y nuestra sociedad, y Gurs es también reflejo de ellos.

Si algo les vuelve invulnerables a tanto sufrimiento, si algo les hace no perder su dignidad es la convicción de que estaban luchando por la libertad, la democracia y el pueblo, un interés y un objetivo que estaba por encima de sus propias vidas. Esto los convierte en héroes a la vez que víctimas. Es cierto que otros grupos como pueden ser el colectivo de Judíos que vivirían la parte más dura y criminal de este campo no cometieron mayor delito que el de estar en el punto de mira de la locura del nacismo . En definitiva hablar de Gurs nos invita hacer una profunda reflexión sobre los derechos humanos, la convivencia y el futuro. Es por esto que creemos sinceramente que la historia de Gurs es una historia de todos.

I CERTAMEN ARTÍSTICO INTERNACIONAL ASKATASUNARTE

Convocamos el I Certamen Artístico internacional “ Desde Gurs 2015 “, coincidiendo con el 70º aniversario del cierre del campo. Para nuestra sorpresa recibimos respuesta de artistas de Argentina, Cuba, Uruguay, Estados Unidos, Suiza, Argelia, Francia, País Vasco, España….
Tras la selección de las obras por parte del jurado organizamos la primera muestra en Navarrenx, localidad situada a 6 km del campo de Gurs, que sería el inicio de la exposición itinerante resultado del Certamen.

LAS EXPOSICIONES

El 6 de junio de 2015 fue la fecha señalada para la entrega de premios, la inauguración de la primera exposición con las obras premiadas y seleccionadas, y lo más importante, la ceremonia previa en el campo de Gurs junto a diversas autoridades de la zona, artistas, el historiador Josu Chueca, el superviviente José de Sola y gran cantidad de familiares de los mismos.

El siguiente paso fue la ciudad fronteriza de Irún, concretamente el Museo Oiasso. La llegada de la exposición creo gran revuelo en el público. Tras la primera aparición en los medios descubrimos tres supervivientes de la zona del Bidasoa. Askatasunarte no dudó en rendirles homenaje e invitarles a la inauguración de su segunda exposición. En esta ocasión celebramos una conferencia de la mano de nuestro amigo Josu Chueca centrada en las casi 400 familias de la zona del Bidasoa que pasaron por el campo de Gurs .

El museo Basque de Bayona nos abrió sus puertas y la muestra de Gurs volvió a llamar la atención del público. En esta ocasión conocimos a Anita Fernandino cuyo padre y tío estuvieron recluidos en Gurs.

De Bayona partimos a Bilbao. Aún no teniendo gran incidencia mediática esta vez la exposición fue visitada por más de 6000 personas, todo un éxito. La palabra Gurs ya iba siendo más familiar y conocida.

Gernika para nosotros era una visita obligada. De hecho los efectos del bomardeo llegan también a Gurs. Por un lado muchas de las personas que huyeron de los bombardeos de Gernika y Durango acabarían pasando por Gurs, por otro Gernika estaba muy presente en la mente de los artistas recluidos que representaban en diversos estilos lo ocurrido, destacando sin duda la famosa escultura de barro.

Sin duda la exposición en la barraca fue una de las más especiales. 70 años después del cierre del campo de Gurs volvía a verse una exposición artística en un barracón. Tuvimos la suerte de contar entre los visitantes a José de Sola que una vez más nos apoyó con su presencia y Paul Niederman único superviviente judío.

Las exposiciones para escolares fue uno de los trabajos más emotivos. No solo mostraban gran sensibilidad por los hechos y el sufrimiento de las personas, si no que ellos mismos quisieron con su creatividad plasmar sus sentimientos y emociones en dibujos que fueron parte del trabajo desarrollado en sus centros escolares con motivo de la visita a la exposición.

Una de las historias más bonitas del campo de Gurs es sin duda la del grupo de jóvenes estudiantes de Rehishestein que junto a otros jóvenes de la localidad de Navarrenx decidieron voluntariosamente unirse para limpiar y restaurar el cementerio del campo de Gurs que allí por los años 60 estaba en unas condiciones lamentables, al punto de correr el riesgo de perderse. La unión de esos jóvenes, hoy ya adultos, se ha mantenido en el transcurrir del tiempo. Muchos de ellos incluso llegaron a contraer matrimonio. Cada año se han juntado teniendo en mente siempre la tragedia del campo de Gurs que los unió, de hecho incluso las dos localidades de Navarrenx ( Francia) y Rehintsestein ( Alemania ) han llegado a hermanarse gracias a ellos.
En el 50º aniversario de su encuentro AskatasunArte quiso estar allí. Se plantó un árbol en la entrada del campo y por nuestra parte organizamos una exposición especial para ellos.

LAS EXPOSICIONES

El 6 de junio de 2015 fue la fecha señalada para la entrega de premios, la inauguración de la primera exposición con las obras premiadas y seleccionadas, y lo más importante, la ceremonia previa en el campo de Gurs junto a diversas autoridades de la zona, artistas, el historiador Josu Chueca, el superviviente José de Sola y gran cantidad de familiares de los mismos.

El siguiente paso fue la ciudad fronteriza de Irún, concretamente el Museo Oiasso. La llegada de la exposición creo gran revuelo en el público. Tras la primera aparición en los medios descubrimos tres supervivientes de la zona del Bidasoa. Askatasunarte no dudó en rendirles homenaje e invitarles a la inauguración de su segunda exposición. En esta ocasión celebramos una conferencia de la mano de nuestro amigo Josu Chueca centrada en las casi 400 familias de la zona del Bidasoa que pasaron por el campo de Gurs .

El museo Basque de Bayona nos abrió sus puertas y la muestra de Gurs volvió a llamar la atención del público. En esta ocasión conocimos a Anita Fernandino cuyo padre y tío estuvieron recluidos en Gurs.

De Bayona partimos a Bilbao. Aún no teniendo gran incidencia mediática esta vez la exposición fue visitada por más de 6000 personas, todo un éxito. La palabra Gurs ya iba siendo más familiar y conocida.

Gernika para nosotros era una visita obligada. De hecho los efectos del bomardeo llegan también a Gurs. Por un lado muchas de las personas que huyeron de los bombardeos de Gernika y Durango acabarían pasando por Gurs, por otro Gernika estaba muy presente en la mente de los artistas recluidos que representaban en diversos estilos lo ocurrido, destacando sin duda la famosa escultura de barro.

Sin duda la exposición en la barraca fue una de las más especiales. 70 años después del cierre del campo de Gurs volvía a verse una exposición artística en un barracón. Tuvimos la suerte de contar entre los visitantes a José de Sola que una vez más nos apoyó con su presencia y Paul Niederman único superviviente judío.

Las exposiciones para escolares fue uno de los trabajos más emotivos. No solo mostraban gran sensibilidad por los hechos y el sufrimiento de las personas, si no que ellos mismos quisieron con su creatividad plasmar sus sentimientos y emociones en dibujos que fueron parte del trabajo desarrollado en sus centros escolares con motivo de la visita a la exposición.

Una de las historias más bonitas del campo de Gurs es sin duda la del grupo de jóvenes estudiantes de Rehishestein que junto a otros jóvenes de la localidad de Navarrenx decidieron voluntariosamente unirse para limpiar y restaurar el cementerio del campo de Gurs que allí por los años 60 estaba en unas condiciones lamentables, al punto de correr el riesgo de perderse. La unión de esos jóvenes, hoy ya adultos, se ha mantenido en el transcurrir del tiempo. Muchos de ellos incluso llegaron a contraer matrimonio. Cada año se han juntado teniendo en mente siempre la tragedia del campo de Gurs que los unió, de hecho incluso las dos localidades de Navarrenx ( Francia) y Rehintsestein ( Alemania ) han llegado a hermanarse gracias a ellos.
En el 50º aniversario de su encuentro AskatasunArte quiso estar allí. Se plantó un árbol en la entrada del campo y por nuestra parte organizamos una exposición especial para ellos.

EL DOCUMENTAL: GURS, UN RECUERDO DESDE EL OLVIDO

Todos estos acontecimientos, encuentros con supervivientes y familiares, historiadores, etc. nos empujaron a llevar a cabo un trabajo documental sobre la memoria de Gurs y este movimiento artístico que pretendía rendirle homenaje.
La verdad que este ha sido un trabajo arduo que nos ha llevado mucho tiempo, mucha ilusión y mucha paciencia. Pero el camino del esfuerzo siempre da sus frutos y este documental ha podido ver la luz en este año 2017 con un gran estreno en el cine Amaia de la ciudad de Irun donde se vivió un gran momento de humildad y humanidad con el equipo de producción y los supervivientes y familiares que nos acompañaron.

La idea de realizar este formato es poder llevar Gurs a las vidas de las personas que por cuestiones económicas, geográficas o de cualquier otra índole no puedan personalmente visitar Gurs, o no tuvieron la oportunidad de disfrutar de la exposición itinerante.

La muestra expositiva alcanzó más de 15000 personas físicamente y través de la red la pudieron seguir un número indeterminado de personas.
Lo que sí sabemos y podemos asegurar es que a partir de nuestro trabajo el campo de Gurs ya no es tan desconocido, se han incrementado notablemente las visitas al mismo, hemos provocado nuevos trabajos sobre la memoria del campo de Gurs y hemos participado activamente por un nuevo y contundente reconocimiento y compromiso institucional para preservar su memoria viva.